Hugo Santander Ferreira
 
Hugo Santander Ferreira


  
Fotografía

________________________________________________________________________________________________________________________
Portal
Escritos Académicos
Novelas
Montajes de Teatro
Poemas
Artículos de Prensa
Fotografía
Ensayos
Obras de Teatro
Guíones de cine
Cuentos
Divagaciones
Arte
Diatribas
Video
Cine
Crítica de cine
Crítica literaria
Cuentos infantiles
Traducciones
Sitio inglés
Sitio francés
Escríbanos

Issik-kul


Lusitania



Dote de María












Los campos abiertos de Asia Central aún sufren los efectos de tres siglos de opresión rusa. A pesar de su cabello negro y sus ojos rasgados, la gente de Kirguizistán aún creen ser los descendientes de una grupo de nómadas pelirrojos que se denigró al mezclarse con los tártaros.




En 1917 la Virgen de Fatima descendió del los cielos para proteger a los portugueses de las congojas y la destrucción de dos guerras mundiales. El 13 de octubre el sol cayó sobre setenta mil testigos. Este fenómeno, que habría desafiado el escepticismo de Gibbon y Hume, y que no fue registrado por observatorio alguno, aún se preserva en la memoria de una de las gentes más pacíficas del mundo.



En una época de escepticismo solo los ingleses fueron capaces de construir una catedral gótica para su parlamento. Dote de María, su nación ha sido el epicentro de la modernidad. En Londres el transeunte descubre una iglesia en cada esquina. La historia de esta isla es la historia de la emancipación, un esfuerzo por reconciliar el merito con la igualdad, la prosperidad con la justicia, pues mientras que la mayoría de ingleses hablan de los rituales con sospecha, ellos han comprendido mejor que nadie el valor de la Palabra

Sobre el Norte de América (On the North of America)



El Camino del Dorado


Intermezzo
Saint Joseph's University Philadelphia


Barichara


America, un continente que es ahora una nación, una nación que es ahora una palabra. La tierra de las casas, autopistas, centros comerciales y hospitales más placenteros, y aún así, tierra enferma de fortuna y felicidad. Desde Narberth a Wynnefield, a Temple, a German Town y desde West Philadelphia a Las Vegas y Niagara Falls, y sobre las carreteras que de un modo misterioso son ahora una alegoría de la libertad, comprendí el sueño americano.










Colombia, uno de los países más violentos del mundo, en donde sobrevivir es un crimen. Su música, expresiva de una felicidad heredada de los africanos, expresa la ambivalencia de una cultura que desea y no desea ser libre. Coralie me señaló una vez que sólo en Colombia el sol irradia en todo su esplendor; los Andes alcanzan el cielo en su punto más cercano; montañas, el camino del Dorado

Nel mezzo del cammin di nostra vita
mi ritrovai per una selva oscura,
che la diritta via era smarrita



















Hugo Santander Ferreira 2011 © All rights reserved